(722) 235 0675 / 508 0980
Facebook Umin
Twitter Umin
YouTube Umin

¿Porqué los jóvenes no están planeando su futuro?

La educación actual no está muy comprometida con despertar y motivar a los jóvenes para que piensen hacia delante, que decidan qué es lo que desean hacer en su vida, las metas que quieren lograr, la preparación que necesitan tener.

Todo lo que los rodea es para enajenarlos y muchos de ellos lo han aceptado para no tener que pensar, porque pensar da flojera, porque hacer un esfuerzo para lograr algo en la vida da flojera, porque ni siquiera pueden sostener una conversación profunda ya que no desean profundizar ni enterarse de lo que está sucediendo a su alrededor, ni de lo que sucederá si siguen por ese camino.

El celular, el Ipod, la computadora, los videos, los juegos electrónicos, todo apunta a que se metan en un mundo de superficialidad y fantasía. Los ves por las calles con los audífonos en los oídos y con el celular en la mano jugando algo. No quieren pensar, ni averiguar, ni meditar cosas que los empujarían a moverse porque eso da flojera. Hace poco tuve una joven colaborando conmigo por un par de días atendiendo a los clientes y se pasó la jornada con el “bluetooth” en la oreja y los audífonos colgando del cuello. No desean estar a solas con ellos mismos, quizá porque les asusta lo que les depara el futuro, pero solamente enfrentando la situación es que puedes salir adelante y triunfar.

¿Pero qué posibilidades de triunfar profesionalmente de aquí a 10 años, tiene un joven de ahora, con esta actitud ante la vida?

Muy pocas.



Todo esto también se está reflejando en que muchos de los jóvenes que empiezan a trabajar, lo único que quieren es cumplir con el horario para que llegue la quincena y cobrar su dinero, mismo que no se han molestado en prepararse para saber qué hacer con él para su futuro y por lo tanto no ahorran y si se endeudan con sus tarjetas de crédito, que ahora los bancos regalan a diestra y siniestra. ¿Y después qué? En 5, 10, 15 años ¿qué?

Un joven debería estar pensando en su futuro y viendo cómo puede lograr más ingresos ya sea preparándose en el área de su profesión o trabajo para ascender, tener más éxitos y mejorar su situación financiera, o en independizarse, creando una empresa o asociándose con otros para llevarlo a cabo, en prepararse para poder lograr esto y mucho más. Mi pregunta para los jóvenes que encajen en este cuadro es ¿Es esto todo lo que deseas en la vida? ¿Ir a trabajar, volver, cobrar, gastar, endeudarse y vivir al día? ¿Dónde están la audacia, la motivación, las ganas de sobresalir, las metas?

En los Talleres que imparto tenemos como regla ofrecer medias becas a los jóvenes entre 14 y 22 años, precisamente para que puedan prepararse en cómo pueden lograr metas, cómo pueden manejar una agenda mejor para ser más efectivos con su tiempo, cómo pueden manejar mejor sus finanzas personales, porque no tardando, estarán inmersos en su propia vida, dentro de una rutina de la cual es difícil salir sin contar con la preparación necesaria, que es el respaldo para ser más creativo con la resolución de los problemas.

Nadie nos ha enseñado cómo lograr metas, cómo concentrarnos en ellas, cómo manejar y administrar mejor nuestra vida. Ni en la escuela ni en el hogar. ¿Porqué? Porque muchos adultos tampoco saben hacerlo y por lo tanto lo que aprende el joven es a irla pasando sin preocuparse por ir más allá de la fiesta del próximo fin de semana. De pronto un día se casan y se ven con la responsabilidad de un hogar y una familia y no saben qué hacer con ello, por eso hay tantos divorcios, ni él ni ella, están dispuestos a trabajar más, a prepararse, a hacer un esfuerzo e ir esa milla extra, para alcanzar una mejoría en sus vidas

Si yo pudiera hablarle a los jóvenes les diría que si hay un futuro, que si se pueden lograr las metas que hayan soñado, que sí se puede ser feliz en este mundo sin esperar la recompensa para cuando ya no esté aquí para disfrutarla. Los sacudiría y les diría ¡Busca en tu interior, sé que hay algo grande que tu deseas! ¿Qué es? Averígualo y luego revisa qué tipo de preparación necesitas para lograrlo. Si es el crear una empresa, ahora hay muchas facilidades para echar a andar un proyecto así, sólo tienes que prepararte y planearlo muy bien, investigando lo que sea necesario para salir adelante exitoso. Sé que no es fácil, pero quiero que te pongas a pensar en lo menos fácil que va a ser tu vida metido en una rutina como la que mencioné anteriormente, sin ningún tipo de esperanza ni de motivación, en la que hasta las mejores relaciones terminan.

Les diría: “Sal a la vida y vívela, participa, crea, date la esperanza. No te pido que creas en que hay un futuro, te pido que lo crees. Tú tienes todas las posibilidades, el mundo te espera, las oportunidades te esperan. Solo tienes que llenarte de energía, de motivación, de ganas de lograr algo que te apasione en la vida. Averigua cuáles son tus habilidades mejores y explotarlas para alcanzar el objetivo que pretendas.

También sé que pensar en crear una empresa “da flojera”, porque es un proyecto grande que te compromete a trabajar todos los días con la mente puesta en cómo hacerlo mejor, en observar si voy bien o si algo debo modificar. Crear una empresa nos compromete a prepararnos en todos los puestos que la empresa tenga, para saber cómo hacerlo mejor, para preparar a alguien más, para poder ser el líder. Si tú no estás preparado y tienes la audacia de poner una empresa, tienes garantizado el fracaso.

En resumen, el mensaje es, que para que un joven hoy en día tenga éxito, necesita definir qué es lo que quiere en la vida, detallar muy bien su meta y prepararse en lo que sea necesario, desarrollando las habilidades que la meta requiera para llevarla a cabo. La vida es muy corta y hay que aprovecharla desde temprana edad, así que organízate ya para vivir mejor.

#blogUMINmx #UMINmx #SoyUMINmx

fuente: organizateya.com

Tópicos

Archivo

Los Mas Populares